Yo soy libre y original


Mayra Gabriel


Estaba oyendo el audio libro de Robin Sharma, “Manifiesto para los héroes de cada día”, y, en alguna de las partes, habló de lo importante de ser original. Rápido sentí que podría ser un buen tema para tocar en estas mis ocurrencias que le comparto. Y aquí voy con lo que venga.

Ser libre y original, según la definición del lenguaje de Oxford es: libre lo define como “Que tiene capacidad para escoger y dirigir su forma de actuar o de pensar”, y sus sinónimos serían independiente, desocupado, franco, suelto, disponible, atrevido, etc. Para la palabra original encontré esta definición: “Que no es copia ni imitación de otros, sino fruto de la creación espontánea y se distingue por su novedad”. También busqué sus sinónimos, y encontré: nuevo, primero, auténtico, propio, raro, personal, inédito y muchos más.

Cuando buscamos un taxi que nos pueda llevar, vemos si lleva la lucecita en verde, que significa que está libre o desocupado para poderlo pedir. Cuando subimos al bus, buscamos un asiento que esté libre para sentarnos. Cuando entramos a la clase, vemos escritorios libres para elegir en cuál sentarnos. Un tren tiene su locomotora y sus vagones, la locomotora sería como los líderes que van llevando y jalando a los vagones, codependientes o a sus seguidores conforme sus objetivos. Al ir a una dirección, tenemos diferentes opciones para llegar, pero es bueno tener la libertad de cuestionarse por cuál ruta ir. Cuando queremos salir a comer a algún restaurante, en parejas o amigos, ¿tenemos la libertad para elegir o alguien nos imponen sin cuestionar a dónde ir?

Hay algunos líderes, parejas, padres, amigos y otro tipo de personajes que inculcan la falta de libertad para poder llevar a sus seguidores o acompañantes, sin criterio, a no cuestionarse, a no preguntarse, a no elegir por sí mismos. Una persona libre y original, cree usted que podría dejarse llevar por este tipo de personajes que manipulan de tal forma que opacan, o casi anestesian emocionalmente a algunos, y los envuelven de tal manera para que confíen y no se cuestionen, y así, no se den cuenta, de qué manera los manipulan y viven sin ser libres y originales. ¿Será que sienten que pueden distraerse como les plazca, estudiar lo que quieran, trabajar en lo que deseen, disfrutar con los amigos que quieran?; o, como dicen, actúan como borreguitos o un tipo de seguidores dormidos, oprimidos, y viviendo la vida en función de alguien más y no con la valentía de ser uno mismo.

La y lo invito a que se cuestione cómo vive. ¿Vive con libertad y haciendo lo que usted realmente desea hacer, yendo a dónde quiere ir y saliendo con quién quiere salir? ¿Vive usted con esa originalidad de ser usted mismo sin importar de qué manera se vista o hable? O es usted de los que lo envuelven de tal manera que ni cuenta se da a qué hora le gastan y gastan su dinero, y sin siquiera revisar cuentas porque ya se hacen los o las víctimas de desconfianza, como esas florecitas de barranco o los lores vividores que abundan en la humanidad. Cuestiónese, pregúntese, sea libre, sea original, porque todo tiene su tiempo y el tiempo no se detiene, y pasa muy rápido. Si usted es de los o las que permite que alguien administre su vida, no deje que le borren sus ilusiones porque, seguramente, sin darse cuenta, por una codependencia o amor manipulado, en algún momento de su vida alguien se las engavetó y sus sueños quedaron en pausa sin poder poner un alto y pronunciarse con coraje para seguir adelante y cumplir con lo que soñaba ser.

Me encanta ver la libertad que tienen algunos pintores con sus originales expresiones de arte sin freno alguno; a un cantante que se siente tan libre en el escenario cantando y bailando de forma muy original, ¿a cuántos conocemos así? ¿Es usted uno y una de ellos viviendo libre y original?, la y lo invito a que se lo cuestione y tome sus propias decisiones, viva con la libertad que la haga sentirse feliz. -

8 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo